Contacta con nosotros boost@grupobinternational.com

El cambio cultural detrás del trabajo flexible

El cambio cultural detrás del trabajo flexible

El cambio cultural detrás del trabajo flexible

Después de meses de teletrabajo obligatorio a causa del Covid-19, muchas empresas ahora piensan en su funcionamiento post-pandemia; ¿volvemos a la oficina? ¿no volvemos? ¿cómo trabajamos en esta nueva realidad?

Un tema importante que abordamos en nuestro primer café virtual de la temporada, junto a Leandro de Gabriel, y cuya decisión marcará, sin lugar a dudas, la identidad de la compañía.

‘Volvimos hace mucho. Hacemos cero trabajo flexible’

¿Habías oído hablar antes de la expresión ‘un elefante en la habitación’? Se trata de una metáfora anglosajona que hace referencia a una verdad evidente que es ignorada. Ahora pensarás, ¿qué tiene que ver esto con el trabajo flexible? Sencillo, un asunto como este no puede pasar desapercibido, tenemos que hablar de él, tenemos que comunicar porque, intentar meter un elefante debajo de una alfombra -ya te lo adelantamos nosotros-, no es una buena idea.

Obviar este tema puede tener un impacto en nuestra gente, en cómo ven la organización, en su compromiso hacia la misma y, sobre todo, en cualquier tipo de esfuerzo que estemos intentando llevar a cabo en el aspecto cultural, de acercamiento, de liderazgo, etc. Tiene, potencialmente, la capacidad de hacernos daño o de echar para atrás el efecto positivo de otras cosas que sí estamos haciendo de forma correcta.

Entonces, ¿por qué sentimos que no debemos incluir en nuestra organización el trabajo flexible? ¿Qué nos lleva a pensar que esto no es para nosotros? 

¿Por qué la flexibilidad no encaja?

Detrás de este pensamiento se esconden varias barreras que están ahí, latentes:

  • Experiencia anterior. ‘Lo hicimos y hubo problemas’. 

Sírvete de esta experiencia para detectar qué podemos y qué debemos cambiar en la cultura y en la forma de gestionar las personas de la organización.

  • Es circunstancial. ‘No encaja con el puesto, o con el momento’. 

¿Estás seguro? La flexibilidad debe ir en los dos sentidos, párate a escuchar.

  • Desempeño. ‘No sé lo que hacen’.

Si tenemos preocupaciones por saber qué estará haciendo mi gente, seguramente tenemos muy poca capacidad de entender hoy cuál es la aportación que está trayendo la gente a la organización. ¿Por qué no aspiramos a implementar un sistema de desempeño en el que todo el mundo tenga claro cuál debe ser el nivel de comportamiento, de conocimiento, de resultados, de objetivos?

  • Liderazgo. ‘Quiero verles’, ‘Muchas otras empresas han vuelto’.

Éstas son interpretaciones erróneas de la realidad. Pensemos en la oportunidad de mejora que nos presenta tanto el teletrabajo como, sobre todo, la flexibilidad para nuestra organización.

  • Cultura. ‘O todos, o ninguno’.

La flexibilidad ha de ser flexible. Las realidades de uno, no son las realidades de otros y, por supuesto, aquí entra en juego el valor de la responsabilidad individual. 

Buenas prácticas

  • Experimenta distintos modelos, lánzate.
  • Comunica. Es base para hacer un primer lanzamiento.
  • Rompe el ‘café para todos’.
  • Aprovecha el tiempo en casa y el tiempo juntos en la oficina.

El teletrabajo ha venido para mejorar la forma en la que trabajamos, para mejorar las empresas pero, sobre todo, el trabajo flexible nos va a acercar más a decisiones que nos hagan más productivos.

¡No te pierdas el vídeo completo de esta sesión!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *